¡Raindrops en Wattpad!

Capítulo 10: El mensaje

Solo habían pasado 10 segundos pero me había quedado empapada. Notaba el jersey completamente pegado al cuerpo y como mi pelo que antes estaba recogido, caía mechón a mechón por mi cara.
- Vaya dia... mírate, estas chorreando! - Me miró de arriba a bajo con una cara algo extraña. ¿Preocupación? Imposible, apenas conocía a este chico.
- N-no t-te preocu-cupes... tengo ca-calefaccio-on en la-a tie-enda...- Dije tiritando pese a que había intentado sonar lo menos patética posible.
- Espera que pongo la calefacción del coche- Puso la calefacción a tope justo después de arrancar el coche. Seguimos el resto del camino sin entablar  mayor conversación que mis indicaciones para llegar a la librería. Cuando estuvimos delante de la puerta, apagó el motor del coche y se detubo a contemplar la librería.
- ¿Esta es?- Preguntó mirando hacia ella, al hacerlo se acercó demasiado al cristal por lo que unas pequeñas nubecitas lo empañaron.
- Si, es muy bonita por dentro. A-adoro trabajar aquí, es como estar en mi propio dormitorio, segura y tranquila. Diría que es como estar en mi propia casa, además adoro leer.
- Parece que los tembleques van a menos.- Dijo acompañándolo todo con su bonita sonrisa y sus hoyuelos a ambos lados. ¿Por qué tenía que ser tan perfecto?
- Ya consigo sentir los dedos de los pies... las manos son lo que me-e preocu-upan.  
Soltó una pequeña risita mientras sacudía la cabeza y pude ver como sus rizos se deslizaban al mismo tiempo. Me dieron ganas de tocarlos, de hecho, me hubiera encantado llenarme las manos con sus rizos.
- Vamos a ver que podemos hacer... - Cogió mis manos con las suyas y se las llevó a la boca. 
Soltó su aliento en ellas y las frotó sucesivamente. Mi corazón iba a mil por hora. Miraba sus manos sobre las mias, veía sus ojos verdes que me miraban fijamente mientras intentaba hacerme entrar en calor. Lo que él no sabía es que yo ya estaba mas que caliente.
Me miró a los ojos y volvió a reir.
- Me parece que ya has entrado en calor ¿no?
Mierda. Seguro que había visto lo roja que tenía la cara.
- Si, bueno. Lo peor es que tengo que volver a salir. - Dije mirando sin ninguna gana la carretera empapada que tenía que cruzar.
- ¿Cuanto tiempo te quedarás aquí? - soltó sin más.- En Londres, me refiero.
La pregunta me pilló por sorpresa.
- Ejem... pues... la verdad es que no lo se. Provablemente hasta que me dure el dinero de la beca y... no lo se. También está Colin que... - Me callé de golpe. Supongo que no debería de haberlo hecho ya que es mi novio y no debería de importarme que nadie lo supiera.
- Colin es... tu...- dijo escudriñandome con su mirada.
- ¿Novio?, si. - Admití al final.
- Comprendo... - dijo serio y con la mirada aún fijada en mí.
- ¿Donde te metiste todo el verano?- dije para romper el hielo. Yo sabía perfectamente en lo que había estado ocupado, provablemente con la bonita chica rubia que había estado con él el día que fui a llevar el correo de mi jefa. Cuando recordé que él también tenía pareja me sentí una estúpida por haber tratado de esconder la mía.
- Mis vacaciones las he pasado en casa mayoritariamente. ¿Sabes? Antes estaba todos los dias fuera, pero ahora aprecias mucho lo que son los momentos de intimidad con la familia.- Me dijo apenado y melancólico. Supongo que no es facil pasar tanto tiempo fuera de cada sin poder ver a tu familia.
- ¿Y hasta cuando duran tus vacaciones?
- Bueno, tendré que hacer algún viaje espontáneo a algún lado durante ese tiempo pero...hasta Febrero o Marzo... mas o menos.
Hubo un silencio profundo. No era incómodo ya que ambos nos habíamos tomado unos segundos para pensar... Y entonces un rostro me vino a la mente. Colin. Sentía remordimientos, pese a que realmente no estaba haciendo nada malo, simplemente estaba sentada en el coche de un chico que amablemente se había ofrecido a llevarme.
- Gracias por todo Harry. - Dije sonriendo y comenzando a salir del coche.
- De nada - Me devolvió la sonrisa - Ten cuidado con el frio, ahora que me voy, no tendrás a nadie para calentarte!- Gritó mientras salía del coche.
Solté una pequeña risita cuando no me veía y me dirigí hacia la entrada.
Pese a que había salido del coche, este seguía parado y sin arrancar, entonces noté que estaba esperndo a que entrara. Busqué las llaves en el bolso mientras que hacía gestos simulando que me daba un espasmo de frio o algo por el estilo.
- Adios- Le esbocé con la boca y despedí con la mano.
El saludó con la mano. Y cerré la puerta, cerrando con ella los sentimientos que me producian las miradas de ese chico y la forma en la que nuestras manos habían encajado juntas. Me reprimí a mi misma alegando que tanto el como yo teníamos pareja.


Pasaron las semanas y todo continuaba normal. Harry era como un boomenran. Me encontraba con él de repente, lo dejaba ir y al cabo de unas semanas o meses me lo volvía a encontrar. Pero era casi mejor así. Empezaba a sentirme culpable por Colin.
Eran las 9:00 pm, llegué a casa agotada después de un día lleno de idas y vueltas, ví las luces encendidas. Recogí el correo y abrí la puerta.
- Helena! ¡Bien podías tú recoger el correo de vez en cuando!- Dije mientras colgaba la chaqueta del perchero.- No pido que lo hagas todos los dias pero al menos una vez al mes sería suficiente. Entré en la cocina, bebí agua y continúe mientras iba al salón a sentarme en la chimenea- ¡Solo una vez al mes! Serias pasajera como la regla. Lo harías un mes, no lo harías más, lo harías al siguiente... - me quedé callada en cuanto ví una figura masculina justo en frente mía.
- Hola- dijo mirándome con una sonrisa divertida.
- ¡Claire! Ejem...bueno... voy a la cocina un momento.- Dijo Helena guiñándome un ojo.
Allí. Sentado en el sofá. Estaba él.
- ¿Como has dicho que era? Como la regla que...- dijo gesticulando con las manos para dar más enfasis a su burla.
- UH! Calla! Se supone que tu no estabas aquí!- Dije enojada.
Harry se controlaba por soltar una carcajada.
- Está bien... -Dijo callándose y sin dejar de sonreír.
- ¿Que haces aquí?- Pregunté mientras me sentaba en el sofá que tenía enfrente.
- He venido a verte. - Dijo con esa sonrisa pícara que me ponía los pelos de punta.
- Pero...¿Como sabías donde vivo?
- Me lo dijiste. ¿No recuerdas?
- Si. Pero no sabías que casa era. ¿Como lo has averiguado?
- A decir verdad no tenía ni idea. He venido hace media hora y he visto a tu amiga entrando en la casa, he supuesto que por aquí no hay mucha gente joven, perdona la evidencia. Le he preguntado a tu encantadora amiga que muy amablemente me ha respondido que vives aquí.
- Cierto. ¡Culpa mia! - Dijo Helena desde la puerta.- De echo ibamos a cenar nosotras solas... ¿nos acompañas? - Dijo Helena sonriendo.
La miré furibunda.
- No, creo que Harry tiene muchas cosas que hacer como para...
- Acepto. - Dijo él interrumpiéndome.
Helena sonrió contenta.
- Tenemos comida china. ¿Te apetece?- dijo señalando unos vasitos de fideos chinos que tenía en la mano.
- Claro.
Si comerlo ni beberlo, sea lo que sea lo que estaban tramando ambos había dado resultado.
Pasó un rato y cuando ibamos a empezar a cenar Helena dijo:
- Bueno, que os aproveche!- dijo poniéndose el chaquetón y el gorro.
- ¿Que? ¿Cómo que os aproveche? ¿A dónde vas? - Dije atónita.
- Es que me ha llamado Rose, dice que Carl está en su casa con todos y ... no pretenderás que me pierda una oportunidad así ¿no? - Volvió a giñarme un ojo. - Pasadlo bien y no hagais nada que yo no haría!
Harry se río pero yo estaba deseando que llegara por la noche para ir a su cuarto y aporrearla con la almohada. Cerró la puerta.

La verdad el rato de la comida fue muy agradable. Harry me hablaba de sus proyectos y yo le hablaba de España. Tenía mucho interés en ella.
- Bueno. Creo que voy a recoger esto. - Dije cogiendo los bols chinos.
- Te ayudo. - se levan´to corriendo para coger la mayoría de las cosas que tenía en mis manos.
Recogimos todo en un santiamén.
- Yo frego los platos. - Dijo él guiñándome un ojo acompañado de una sonrisa.
No... encima de estar bueno, era considerado. Colin nunca se había ofrecido a ayudarme a fregar los platos. Se puso el delantal negro que se ataba atras de la cintura, se remangó los puños y comenzó con su tarea. 
Yo si poder aguantarme me deleité la vista con la imagen. Tenia una espalda bien formada que se podía ver a traves de su magnífico polo azul marino, el cual, marcaba el contorno de sus musculos. El delantal, por su parte, no ayudaba nada a que pudiera quitar la vista, ya que el nudo hacía que el polo subiera y pudiera ver sus calzoncillos de Jack Wills  y su trasero.
De repente sonó mi movil sacándome de mis ensoñaciones .
*Por teléfono*
CLAIRE:¿Diga?
*******: Claire? Soy yo.
CLAIRE: Hola Grace! ¿Que tal estás?
GRACE: Bien, oye... tengo que contarte algo. (Dijo en tono muy serio)
CLAIRE: ¿Que pasa? ¿Están todos bien? 
GRACE: Si! No te preocupes es solo que...
CLAIRE: Dilo ya Grace.
GRACE: Es que no quiero hacerte daño Claire.
CLAIRE: (Empezaba a preocuparme) Grace, dime ahora mismo lo que ocurre.
Al levantar la voz Harry miró hacia atrás preocupado y parando por un momento de fregar los platos.
GRACE: Está bien... Corren rumores... bueno, la gente dice que ...
CLAIRE: Grace, sueltalo ya.
GRACE: Pues que dicen por ahí que Colin anda con otra chica.

Se me calló la mandíbula al suelo.

GRACE: ¿Claire?
CLAIRE: ¿Cómo puedes decir eso? ¿Cómo puedes asustarme de esa manera?
GRACE: Claire no...
CLAIRE: NO GRACE. Colin no me haría algo así, llevo más de un año con él joder, creo que lo conozco suficientemente como para saber que no me haría algo así. No deberías de ir creyendo a cualquiera que se te cruzara por la calle.
GRACE: Oye Claire. Entiendo que estes dolida pero yo no tengo la culpa.
CLAIRE: AH NO? Y QUIEN ES LA QUE ME LLAMA PARA CONTAR FALSOS RUMORES¿EH?
GRACE: Está bien. No quería llegar a esto pero...
*Se corta la llamada*
- Será posible? Me ha colgado!- Dije indignada.
- ¿Que pasa? - Preguntó Harry quitándose el delantal y dejando atrás los platos ya limpios. Tenía el ceño fruncido, que aunque llevara poco tiempo a su lado, me había dado cuenta que ese era su gesto de preocupación.
- No te metas Harry. - dije cortante y al momento me sentí mal, pero estaba demasiado alterada como par encima contarlo a alguien.
*BZZZZ* *BZZZZ* Un mensaje.
Abrí el movil.
                                                 ¿ Me crees ahora?


B-w-beach-black-and-white-boy-couple-inspiring-picture-on-favim-com-351735-475-315_large

Fijé la vista en el mensaje, el cual venía acompañado de una fotografía; pude distinguir perfectamente la figura y el perfíl de Colin que sostenía firmemente la cintura de una chica a la que besaba lo bastante apasionadamente como para saber con certeza que no había sido un piquito de buenos amigos.
Había creido que lo conocía demasiado bien. Guardé las lagrimas unos minutos, con todas mis fuerzas para que no se derramara ni una. Miré a todos lados intentando encontrar una vía de escape, entonces dejé que unas lágrimas traviesas que se habían escapado de mis ojos cayeran por mis mejillas mientras que salía al jardín.

*Narra Harry*
Vi a Claire saliendo de la casa hacia el patio trasero. Había oído el nombre de su novio mientras que hablaba con la persona que había llamado por teléfono. ¿Que Pasaba?
Vi el movil arrojado en el sofá y me acerqué a verlo pese a que sabía que o era para nada de mi incumbencia. Y entonces vi el motivo por el que aquellos ojos se habían llenado de lágrimas.
- Claire...- murmuré para mí mismo apretando los puños.
Maldito hijo de perra. No conocía verdaderamente al novio de Claire pero sabía con exactitud que por su expresión tenía que ser él. El muy idiota no sabía  lo que tenía. Sacudí la cabeza alejando de ella la rabia que me producía ver aquella foto pero ahora no es de ese desgraciado del que hay que preocuparse.
Cruzé la puerta hacia el jardín tirando  el delantal que había usado para fregar los platos al suelo.


3 comentarios:

  1. Holaaaaaaaaa
    Me encanta tu novela, bueno. Por lo menos este capítulo jajaja es que encontré el blog por casualidad y me dije: ¿Por qué no leerlo? y aquí está otra directioner :D
    Yo también soy escritora de fan-fics, por si quieres pasarte :)
    http://onedirectionhazzaytu.blogspot.com.es/

    Bueno, voy a empezar a leerla correctamente :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aww... que encanto!! Gracias cariño... me alegro de que te guste :)
      Claro que me pasaré a leerla. Cuando la leas completa me dices ;) GRACIAS.

      Eliminar
    2. Vale, ya la he leído completa. MADRE MÍA DE MI ALMA BENDITA ¡ SÍGUELA!
      jajajajaja en serio, está genialmente interesante!!!
      :D

      Eliminar