¡Raindrops en Wattpad!

Capitulo 23: Feelings

Caminé lentamente por el camino de baldosas que llevaba hasta los jardines del campus. Estaba totalmente agotada, después de tanto estrés, mi cuerpo parecía una fina hoja de papel que se tambaleaba con ganas de caer. Esta había sido la última semana del trimestre, y nos habíamos examinado de todas las asignaturas que llevábamos preparando estos tres meses. Eso agota a cualquiera. El jardín estaba especialmente lleno, algunos de los estudiantes celebraban que habían terminado los exámenes y, otros, los que venían a clases de tarde, estudiaban para sus últimos exámenes. Me acerqué a un hueco que había bajo un bonito sauce que se encontraba en la esquina de los jardines. Adoro esta clase de árbol, es como si crearas tu propio refugio para evadirte del mundo.
        Tenía muchísimas ganas de ver a mi familia; a Simon y Grace, y a los demás amigos. Llevaba sin verlos como cinco meses, sin contar a Simon. Realmente les echaba de menos, no te das cuenta de lo que tienes hasta que te alejas de ello. Aunque, no iría a verlos hasta dentro de unas dos o tres semanas. Antes iría a la casa de los padres de Harry a pasar la Navidad con ellos. Realmente me asustaba lo que sus padres pudieran pensar de mí, supongo que teniendo opción a una despampanante modelo, una exitosa actriz o alguna cantante famosa... yo soy la opción más mediocre.
        Llevaba unos veinte minutos sentada al sol mientras leía. Realmente, era reconfortante que tras estos días de lluvias sin parar, hubiera un descanso con algo de sol. Había varias nubes que lo tapaban de vez en cuando, pero ya era un goce poder disfrutar un poco de él en pleno mes de Diciembre. Ya había almorzado hace un rato en los comedores, por lo que no tenía prisa. Aun así, recogí mis cosas. Quería pasar más tiempo con Helena ya que nos iríamos en unos días y no volveríamos a vernos en un mes. Y tenía que hacer la maleta, el viaje comenzaba mañana.
        Nada más cerrar la puerta de casa a mis espaldas comencé a escuchar lo que se supone que eran los cánticos de Helena desde la planta de arriba. Éramos bastante diferentes con respecto a los gustos musicales. Ella escuchaba música bastante movida, es decir, que invita a bailar con ella. Yo, por mi parte, escucho musica algo más relajada. Ed Sheeran, Mat Kearney... etc.
        Crucé el salón y dejé la mochila en el sofá. Las notas agudas de Helena "siguiendo" el compás de la canción resonaban en toda la casa. Por la cercanía, supuse que estaría en la ducha, y acerté.
        Sacudí la cabeza mientras subía las escaleras, cantaba realmente fuerte. Me acerqué a la puerta del baño de arriba y comencé a dar con los nudillos en ella para llamarle la atención. Tras varios intentos, conseguí que detuviera su concierto y me prestara algo de atención.
        - ¡Helena, tenemos vecinos! - Chillé desde el otro lado de la puerta. - Y, pese a que la señora Robinson nos tiene bastante aprecio, no querría que se disgustara con nosotras.
La ducha se apagó en el otro lado, y pude escuchar la risa de Helena.
        - ¡Mentirosa! ¡Ya te gustaría a ti que se mudara esa vieja! - Me respondió ella aún más fuerte.
        La señora Robinson era la vecina de la casa que se encontraba derecha de la nuestra. Era una señora de unos 68 años, con el pelo cano y bastante corto; hacía ya tiempo que se había jubilado y había quedado viuda. Cuando llegué a esta casa, me dio pena, pensaba que vivir sola debe de ser algo terrible y más cuando ya no tienes nada que te ocupe el tiempo. Pero poco después comencé a desear no haber tenido ese sentimiento hacia ella. Más de una vez nos había echado la basura en el patio si Helena había puesto la música demasiado alta o si yo había decidido regar el jardín y cortar el poco césped que teníamos fuera de hora. El otro día sin ir más lejos, cuando veníamos de la actuación de Helena. Harry bromeaba intentando que no saliera del coche; cuando finalmente lo conseguí, salió resignado a despedirse con un beso. Nada del otro mundo. Como resultado, obtuvimos malas miradas por su parte y algún que otro "¡desvergonzados!".
        En cambio en la casa que se encontraba a nuestra izquierda, teníamos a los Swan. Una adorable pareja de ancianos que llevaban más de 50 años casados. El señor no era muy hablador pero la señora Swan era una anciana más que adorable. Siempre que puede nos trae un poco de su famosa comida casera, me recordaba muchísimo a mi abuela; era realmente reconfortante tener a alguien se preocupe por tí. Eran el cielo y el infierno.
        - Tampoco es eso. - Dije apoyando mi espalda en la puerta.- Simplemente que podría ser más amable. Estoy harta de limpiar el jardín por su culpa.
Helena salió de la ducha con su largo pelo de color anaranjado completamente mojado y una toalla que cubría su cuerpo hasta media pierna.
        - ¿Y? ¿Terminaste tus exámenes? - Dijo mientras se dirigía a su habitación a ponerse algo de ropa encima.
        -Afortunadamente sí. - Me acerqué un poco a su habitación, ya que siempre me ha resultado algo incómodo hablar con una persona a voces. - Pero ahora me esperan un par de semanas de viaje sin descanso.
        - ¿Por qué?- Asomó su cabeza a través de la puerta del armario. 
        - ¿No te lo he contado?- Tenía que hacer la maleta, así que decidí no retrasarlo más e ir a hacerla, aunque eso requiriera hablar con Helena a distancia. - Harry me dijo que su madre quería conocerme y que quería que fueramos a visitarla en navidad. Los dos. - Dije con indiferencia mientras que sacaba la maleta del armario.
        - No. Aveces pienso que soy una triste compañera de casa. - Dijo haciéndose la víctima mientras se tumbaba en mi cama y abrazaba mi cojín. - Entonces, ¿vas a conocer a tus suegros?
        Comencé a sacar algunas prendas de ropa del armario.
        - Helena, voy a ver a los padres del chico con el que salgo. - dije sin darle más importancia al asunto a la vez que metía un par de sudaderas en la maleta.
        - Lo mismo es. - Helena abrazaba mi cojín. Siempre me había gustado, era como si pudieras desahogarte simplemente abrazándolo.
        - No. La palabra "suegros" suena como si estubieramos casados.- No se por qué pero la idea me asustó.- No llevamos juntos más de tres meses, por dios. - Dije riéndome para disimular, pero mi risa se torció en varios espasmos que reflejaban mis nervios.
        Helena se incorporó para poder verme mejor desde la cama.
        - Perdona, pero Harry y tú parecéis una pareja de esas que llevan ya sus años juntos.
       - ¿Lo dices porque vamos muy rápido? - Levanté la cabeza hacia ella, mirándola por primera vez a los ojos. Supongo que vio la expresión de mi cara, porque se sentó para mirarme de frente.
        - No. Lo digo porque lo parecéis de verdad. - Hizo una pequeña pausa para pensar sus palabras.- Por el trabajo de Harry las cosas tienen que ser rápidas e intensas, pero sabeis aprovecharlas. Eso es lo que hace que funcioneis como pareja.- esbozó una pequeña sonrisa de complicidad.-  Quizás vayáis rápido, pero a más de una pareja le gustaría alcanzar el nivel de confianza que vosotros teneis. No te agobies Claire, las cosas van al ritmo que tienen que ir. Disfruta del tiempo que estas pasando a su lado sin preocuparte por los clichés, ya que cuando esté de gira lo echarás de menos. No seas tonta y aprovecha el tiempo. - terminó mirandome fijamente con una expresión dulce pero firme al mismo tiempo.
        Me di cuenta de que nunca la había visto así, tan seria y segura de sus palabras. Y me sentía realmente agradecida de que me hubiera dicho todo aquello. Tenía una presión en el pecho, como si no estuviera haciendo las cosas bien. Como si fuera una de esas chicas inconscientes que se van a vivir con su pareja al poco tiempo de estar con ellas. No, yo no quería ser así.
        Pero Helena tenía razón. Los demás chicos no son como Harry. Yo tenia la mitad de tiempo para estar con él; así que supongo que podemos permitirnos ir algo más rápido.
        - Gracias. - Dije con un nudo en la garganta, realmente necesitaba que alguien me dijera que estoy haciendo lo correcto.
        Helena volvió a su posición despreocupada de antes para disimular, pero yo ya había visto su faceta más madura.
        - No hay de qué. - Se volvió a tumbar agarrando mi cojín.- Y ahora, ¿Vas a hacer la maleta o qué?
        Después de una hora, lo tenía todo metido en mi maleta. Habia dejado lo que no necesitaba en mi habitación, a la que volvería en al rededor un mes. Helena había accedido a ayudarme tras varias peticiones, ahora ambas descansabamos sentadas en mi cama al lado de la maleta.
        - ¿Y tú con Niall? - dije comenzando la conversación intentando no parecer interesada.- No me contaste nada con el lío de mis exámenes.
        Helena dejó de lado una bonita camiseta que estabamos apunto de meter en la maleta.
        - Nada en especial. Fuimos a comer a Nando's y volvimos. - me miró sin la más mínima emoción en los ojos. Pero yo no me creía que eso fuera todo.
        - Pero... -Dije alzando la ceja presionándola un poco.
        - ¿Pero? - Me miró con cara inocente.
        - Vamos Helena, no me digas que no te has dado cuenta. - Era imposible que no hubiera notado que Niall estaba interesado en ella.
        - ¿De qué? - La forma en la que lo dijo me dejó claro que sabía perfectamente a donde quería llegar.
        - Pues de que le gustas. - Dije sonriendo mientras metía en la maleta la camiseta que Helena había dejado tirada en la cama. - Y a tí te gusta él.
        Levanté la cabeza para ver la expresión de su rostro, había algo d e sorpresa en aquellos grandes ojos.
        - ¿Y cómo estás tan segura?
        - Eso se ve a leguas. - dije completamente convencida.- No paraba de mirarte en el teatro. Y al salir te pusiste roja cuando se ofreció a llevarte a cenar. - Estaba  diciendo únicamente cosas menores, pero eran ciertas.- Tú nunca te pones roja.
        Helena sin poder ocultarlo más bajó la cabeza nuevamente sonrojada y con una media sonrisa en la cara.
        - ¿Ves? - Chillé señalándola algo divertida por la situación.
        - Bueno, me agrada. Eso es todo. - Dijo intentando disipar toda la sangre que había acudido a su cara.- Sabes perfectamente que yo no he sido nunca de esas moñas a las que les gustan las relaciones serias.
        - ¿Me estás llamando moñas? - Dije fingiendo que me había enfadado. La expresión de Helena cambió de inmediato.
        - No, pero - hizo una pausa únicamente para pensar mejor lo que pretendía decir.- Joder, Claire, no sé. - Dijo levantándose de la cama y dirigiéndose a la ventana para darme la espalda. - ¿Crees que no me gustaría pensar que tengo a alguien que se preocupe por mi? ¿Alguien con quien preparar el futuro? ¡Claro que lo quiero! Pero no me gusta tener que depender de nadie. - Aparta un poco la cortina para mirar a través de la ventana.- No me gusta pensar en lo que podría pasar si algo sale mal.
        Me acerqué a ella por la espalda y le puse mi mano en el hombro, con cautela.
        - No todo tiene por qué salir mal. Es como quien no sale de casa por miedo a que le atropellen. - parecía realmente afectada por sus propios pensamientos. - Si te gusta y tu a él, ¿por qué no intentarlo? Piénsalo.
        Helena se quedó mirando al suelo, reflexionando sobre todo lo que habíamos hablado. Sus labios habían formado una curiosa mueca. Nunca me había fijado en que eran bastante grandes, con la variación de que el labio inferior era bastante más grande que el superior.
        -  ¿Y tú? ¿Dónde pasarás tus vacaciones? - Pregunté intentando cambiar de tema.
        - Vuelvo a Irlanda. - Mientras decía esta frase una sonrisa iluminaba su rostro. - Por fin. Adoro Irlanda, es el país más precioso del mundo. Necesito volver a ver los prados verdes, las montañas...- hizo una pequeña pausa para soltar un suspiro satisfecho.-  Necesito volver a mi isla verde.
        - Me alegro. Llevas mucho tiempo lejos, ambas sabemos lo que es estar alejado de casa. - Personalmente, amaba la lluvia, pero echaba mucho de menos disfrutar del calor de España.
        - Casi seis meses.- dijo con cierta melancolía.
        Me alejé un poco de ella para guardar la maleta en un rincón y bajamos a preparar algo de cena.
        - Oye, ¿Y Harry y los demás? - Preguntó Helena mientras calentaba la sopa y removía suavemente con la cuchara.
        Habíamos decidido tomar sopa para calentarnos un poco, afuera el viento azotaba los árboles de las calles y la lluvia chocaba en las ventanas. Era sorprendente como cambiaba el tiempo en una horas.
        - Se fueron a América a principios de semana para promocionar del nuevo tour.- coloqué dos boles en medio de la mesa para servir en ellos la sopa.- Viene mañana por la mañana. Supongo que descansará un poco y vendrá a por mí algo más tarde para ir a Chesire. Y de ahí iremos a Holmes Chapel.
        Helena cogió con algo de dificultad el cazo con la sopa y empezó a servir dentro de los boles.
         - Bueno. Pues disfrutemos de nuestra ultima noche del año juntas. - Dijo mientras me tendía mi sopa después de chocarla.
Y eso hicimos, disfrutamos de nuestra ultima noche como compañeras de casa de este año.

10 comentarios:

  1. aqui si no hay love me da pena :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja Tranquila ya habrá. Todo a su tiempo :)

      Eliminar
  2. :'3 Qe Emocion! Ya Quiero Qe Sean Esas Vacaciones Para Ver Que Pasa :B asdasd Siguela Cuando Puedas :) Buena Nove♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjajajajaa PASARAN COSAS MUUIUIY BONITAS EN ESAS VACACIONES ASÍ QUE.... YA VEREIS!!!!! JAJAJAJAJA MUCHAS GRACIAS POR TODO :)

      Eliminar
  3. quiero que lleguen esas vacaciones tan esperadisimaaass , prometes que habra mucho mucho love ?!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaa AJA! Efectivamente será la etapa más bonita de la relación de Claire y Harry :)

      Eliminar
  4. Nueva lectora! Me he leido todos los caps hasta ahora y me ha encantado, estoy enganchada. Ahora que hay vacaciones espero que puedas subir mas a menudo y nos sorprendas. Mucho animo, la nove es estupenda. Me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a Raindrops!!
      Jajajajaja me alegra que te guste enserio me encanta ver que la novela hace soñar a los que la leen. Quiero dedicarme a esto en un futuro y todo esto me anima a continuar.
      Ahora que tengo vacaciones claro que subire mas caps jajajaja y os adelanto que los capitulos siguientes seran.muuuy... Peroa que muuuuy bonitos :] jajajaja
      Muchisimas gracias cielo <3

      Eliminar
  5. Me encanta que hallas puesto la primera foto que me eche en Irlanda jajaaj Te quiiiiero hazza :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oooii de nada cielo :') Te quiero mi prqueña Nialler.

      Eliminar