¡Raindrops en Wattpad!

Capítulo 24: Travel.

        Me desperté temprano. Sé que no tenía porque hacerlo, pero lo hice. La noche anterior Helena y yo pasamos la noche viendo películas y disfrutando de un poco de tiempo juntas. Nos quedamos hasta muy tarde, pero aún así me he levantado temprano; me viene bien tener un poco de sueño para el viaje.
         Nada más levantarme siento el frio propio de diciembre en mi habitación. Una lucecita procedente de la mesita de noche capta mi atención. Me acerco y cojo mi móvil,  es un mensaje de Harry:
        "Buenos días cielo, acabamos de llegar. Voy a casa a descansar un
rato y sobre las cuatro voy a recogerte. En total tardaremos unascuatroo cinco horas en llegar a Holmes Chapel. Prepara todo, te quiero"
8:45 am
        Bueno, eran las nueve de la mañana, tenía unas siete horas por delante hasta que Harry viniera a buscarme. Bajé las escaleras con la intención de encontrar algo en lo que gastar las horas libres que me quedaban.
        Helena había salido a realizar las compras necesarias antes de volver a Irlanda. Lo sabía porque había dejado su cama deshecha, seguro que le había costado horrores levantarse, pero hoy era el último día que iba a tener libre para comprarlo todo. Ella se iría unos días después de mi partida, supongo que en cuanto arregle todo el asunto de la escuela de interpretación y demás.
      
       Pasé toda la mañana matando las horas con una mezcla de aburridos "Reallity Shows" que aparecían en la televisión sin ningún orden aparente. Al rededor de las una de la tarde apagué cansada el televisor y continué leyendo uno de los libros que Helena me había recomendado cuando llegué a Londres.
         Almorcé alguna de las sobras de los días anteriores ya que no tenía ninguna gana de cocinar, lo cual, me dio aún más tiempo para pensar.
        ¿Qué pensaría la familia de Harry de ?  Supongo que esta pregunta surge en cualquier relación; pero teniendo en cuenta que mi pareja es alguien que tiene acceso a cualquier tipo de mujer del mundo, mis miedos se acentúan un poco. Y con cualquier tipo de mujer me refiero a cualquier tipo: modelos, actrices, cantantes, ejecutivas... una larga lista de mujeres exitosas se extiende por delante de mí.
        Decidí cortar el césped; no era necesario, verdaderamente, pero el ruido me ayudaba a alejar un poco mi subconsciente de los comederos de cabeza. Tras terminar, me di una ducha caliente a la espera de entrar en calor.
        Justo cuando me había tumbado en la cama para esperar,  oí el claxon del flamante Audi de Harry. Llevaba toda la mañana encerrada en casa, así que intenté bajar rápidamente la maleta pero pensé que era mejor bajar primero a saludar a Harry. Llevaba sin verlo más de una semana y sorprendentemente tenía ciertos nervios por los siguientes días que se nos avecinaban. Descendí las escaleras y abrí la puerta antes de que le diera tiempo a tocar el timbre.
        Coincidió justo con el momento en el que él alzaba la cabeza y yo me lanzaba a sus brazos. Harry rió sorprendido al principio, pero me apretó aún más contra él instantes después.
        — Me parece que tendré que irme más a menudo. — podía escuchar como vibraba su garganta al hablar, ya que tenía su cuello colocado al lado de mi oreja.
        — Ni lo sueñes — contesté mientras le pellizcaba una nalga cubierta por sus pantalones negros. Debía de tener varios pares del mismo color porque casi siempre llevaba los mismos. Levanté la cabeza para poder mirarle a los ojos. — Te he echado de menos.
        — Yo también.— posó sus labios sobre los mios en una suave caricia a penas perceptible. Justo cuando iba a aproximarme a por más, como si me hubiera leído la mente, agachó su cabeza para profundizar más el beso. Acompañaba cada uno con pequeñas caricias que descendían lentamente por mi espalda.
        Cuando creía que me fallaban las piernas, Harry se separó unos centímetros para esbozar una pequeña sonrisa. Supongo que debió de ver la cara de ensimismada que tenía porque continuó diciendo:
        — Tenemos dos maravillosas semanas juntos. Tú y yo. — dijo enfatizando en ambas palabras.— Por fin vacaciones. — Cuando hubo terminado, me giró de cara al interior de la casa, apoyó su cara en el hueco de mi hombro y me empujó hacia dentro.
       
        — No te pongas así, anda, deja que te ayude. — Me implora Harry desde la puerta de mi habitación esforzándose por no reírse.
        — No, ya estoy harta de esos estúpidos "Esto es cosa de hombres" Te enseñaré que puedo valerme por mí misma. — Dije mientras arrastraba la maleta hasta el filo de la escalera. La maleta era de mi madre; solíamos utilizarla para las vacaciones en familia y me llegaba a la altura del ombligo. La había cargado bastante por lo que pesaba lo suyo.
        Harry se apoyó en el marco de la puerta y me observaba divertido. Intenté arrastrar la maleta hacia el primer escalón, pero se quedó atrapada en la moqueta azabache que cubría todo el piso superior. Intenté apartarme uno de los rizos que se habían escapado de mi coleta con un soplido mientras veía como Harry se reía con descaro. Eso me dio fuerzas.
       Dí un pequeño empujón y la maleta continuó su camino demasiado ligera hasta el punto en que calló en mi dedo gordo del pie. Conseguí aguantar un quejido de dolor pero aún así sentía como me ardía la parte delantera del dedo.
        — ¿Te has hecho daño, cariño? — Harry se acercó al filo de la escalera  divertido.
        No le hice caso. Continué bajando la maleta por las escaleras fijándome bien donde ponía los pies y la arrastré hasta el coche de Harry. Esperé a que lo abriera intentando recuperarme.
        — ¿Podrás subirla? — Dijo con una ceja alzada mientras presionaba las bonitas llaves que abrían su coche.
        Le miré cabreada y le señalé el maletero para que lo abriera mientras yo cogía la maleta. Lo hizo.
       Cogí la malteta lo mejor que pude; al ir arrastrándola no me había dado cuenta de lo que verdaderamente pesaba. La alcé durante unos segundos y, como pude,  la lancé al maletero.
        Suspiré al terminar y miré a Harry con cara de júbilo.
        — ¿Qué tienes que decir ahora? — Dije sonriendo mientras cerraba de un golpe la puerta del maletero.
        — Que eres muy orgullosa. — dijo riendo mientras se acercaba a mí. — Me alegra que seas alguien que no se rinde.
        — Dime algo que no pueda hacer para  intentar hacerlo. — Alcé una ceja. Si creía que iba a ser todo tan fácil lo llevaba claro.
        Se acercó a darme un beso pero me aparté sonriendo.
        — ¿Qué hay de ese " ¿Te has hecho daño, cariño?"? — dije imitando su ronca voz.
        — No te lo habrás tomado enserio ¿no? — Dijo acercándose.
        — Ajá. — aparté la cabeza. ¿Quién rieahoraStyles?
        — Bueno... — se quedó pensativo unos minutos mientras me miraba con ojos distraídos.— No puedes darme un beso. — Dijo guiñándome un ojo.
        Me reí y entré en el coche cerrándole la puerta en todos los morros.
        — ¿Estás segura de que quieres intentarlo? — Dijo Harry bostezando y frotándose los ojos.
        — Segura. Puedo conducir, Harry. — Dije bebiéndome el café que acabábamos de comprar en la zona de descanso a unos cuantos kilómetros de Holmes Chapel.
         — Pero nunca has conducido por la derecha. — Se le notaba cansado; sus ojos estaban algo rojos y tenía unas permanentes ojeras.
        — Ya, pero estás cansado. Déjame que conduzca yo. — Le pedí, unque sabía que ya casi había accedido. — Además yo ya he dormido mientras tu conducías.
        No me costó mucho terminar de convencerlo.
        — ¡CLAIRE! — Chilló Harry tirando de sus rizos hacia atrás mientras miraba horrorizado a la carretera.
       Volví a tomar un poco de menos velocidad.
        — ¿Qué? — Dije yo asustada.
       — ¡Acabas de adelantar por la izquierda! — Dijo señalando la carretera.
       — ¡Perdón!—volví a colocarme en el carril siguiente.— Esto es demasiado raro, ¿Por qué teneis que ser los únicos que vayáis en contra del mundo? — Dije molesta.
        — Bueno, no está tan mal.— El suspiro que dio reflejaba lo contrario.— Ahora ten cuidado. — Dijo algo más tranquilo.
      — ¿Por donde? — Ya habíamos pasado el cartel de llegada a Holmes Chapel. Giré por la rotonda inicial hasta que vi una señal que indicaba el centro del pueblo.

          — Sigue todo recto, es la avenida principal del pueblo.— Dijo Harry mirando a la ventana entusiasmado.
        El pueblo era muy pintoresco y justo en el centro tenía una pequeña capilla de grandes y robustos ladrillos antiguos y envejecidos. Tenia un color marrón sucio, con un pequeño jardín al rededor.



        — Ahora sigue la calle hasta abajo y luego a la izquierda. — Acompañaba todas sus indicaciones con pequeños gestos con la mano.
        Cuando llegué hasta donde comenzaba la calle, varias casas del mismo diseño se alineaban en paralelo a ambos lados de la calle.
        — Mi casa es esa que ves enfrente. La octava. — Dijo con una sonrisa señalando una bonita casa con un Ford aparcado en la entrada.



        — ¿Esa es tu casa? — Dije temiendo lo que se avecinaba. Pensaba que el viaje iba a ser más largo, pero se me había pasado rápido.
        — Ajá. — Dijo abriendo la puerta en cuanto aparqué. La casa tenía un bonito jardín cubierto de césped que estaba algo helado con las crecientes nevadas.
        — Que sea lo que dios quiera. — Susurré justo al abrir la puerta del coche.



7 comentarios:

  1. me ha encantado, por favor sube pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja Muchas gracias!!! Si no subo hoy,mañana habrá nuevo cap ;)
      POR CIERTO! Me gustaría conocer a la gente que lee la nove los anónimos que no tengáis cuenta Blogger o Google pasar vuestros twitters (Si quereis) y a la gente que lea la nove y si tenga cuenta de google seguid la nove para que la conozca mas gente. MUCHAS GRACIAS <3

      Eliminar
  2. Muy Buen Capítulo! Sigue Con El Otro Cuando Puedas ;) ME ENCANTÓ

    ResponderEliminar
  3. dijiste en el capitulo anterior que seria la mejor parte de la relacion de harry y claire , asi que ya estoy ansiosa para que suceda todo !! Habra tambien momentos Niall - Helena ? Me encanta ya lo sabes !!!

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja si a todo habra momento Helena y Niall :D

    ResponderEliminar