¡Raindrops en Wattpad!

Capítulo 29: Something unexpected.

 El salón es enorme, está claro que los amigos de Harry no habían escatimado en gastos para su fiesta. Todas las personas del lugar están sentadas en sus respectivos asientos dispuestos entre las distintas mesas redondas que se encuentran repartidas aleatoriamente a lo largo de la estancia. Noto la mano de Harry en mi espalda que me anima suavemente a caminar hacia el interior de la sala. Puedo percibir cómo Harry atrae una gran cantidad de miradas y, sin sorprenderme, la mayoría de esas miradas son chicas jóvenes. No se si lo miran por que lo conocen o por el hecho de que está aún más atractivo esta noche.
        Giro la cabeza para mirarlo y observo cómo su pelo, cada vez más largo, cae en cascada hacia atrás de su cabeza; pero numerosos mechones quedan revueltos dándole un toque desenfadado que lo hace aún más sexy. Sí, definitivamente lo miran porque esta noche está irresistible. Nunca he sido celosa, pero me agarro de su brazo para asegurarme de que sepan con quién anda.
        No me había fijado en que una pareja nos esperaba en el centro del salón. Una bonita chica de pelo castaño cuidadosamente peinado agarraba del brazo a un joven enorme en todos los sentidos; debía medir más de metro noventa, con unos hombros enormes y una blanca sonrisa de bienvenida.
        - ¡Cuánto me alegro de que hayas venido, Harry! - La chica se acerca a dar un abrazo a Harry. La creía más bajita, pero al lado de semejante hombre, normal que parezca pequeña. Pero realmente, cuando la tengo en frente, me doy cuenta de que yo seré al menos unos 5 centímetros más baja que ella.
        - Y yo Leia, ha pasado mucho tiempo. - Contesta Harry con la cabeza apoyada sobre la cabeza de la supuesta Leia.
        - ¡Y tanto!, ojalá te pasaras a visitarnos más amenudo - La voz ronca del chico, que supongo que es Peter, aparece en la conversación.
        - Bueno, supongo que ahora estoy obligado por el insignificante hecho de que habéis decidido casaros ¿no? - responde irónicamente Harry mientras abraza a Peter con fuerza.-  Enhorabuena por cierto.
        - Creíamos que no ibas a poder venir, - por primera vez veo que Leia se percata de que estoy a su lado-. Por cierto, me muero de ganas por ver la cara de envidia que se les queda a todas las chicas al ver a la belleza que traes.
        No estaba prestando atención así que el halago me pilla por sorpresa. Pero Harry se acerca hasta mí y, sacándome del apuro, comienza las presentaciones.
        - Peter, Leia... Esta es Claire.
        - Encantada de conocerte, Claire. - Me dice Leia mientras me abraza.- Me alegra que seas alguien normal.
        Al ver mi cara de asombro tanto Leia como Harry y Peter sueltan una carcajada sonora. Yo no entiendo de qué se ríen.
        - Me refiero que me alegra que seas una chica normal, y no una de esas famosas modelos que están todo el día en las revistas.
        Me río ante la ocurrencia de Leia. "Sí, claro. Es mucho mejor que Harry esté saliendo conmigo, que no encajo para nada en su mundo, que con una chica que sabe cómo es su vida y que además aparece en los sueños eróticos de la mitad de los hombres del país." Saludo a Peter al igual que Leia, pero este al apartarse se acerca a Harry.
        - Espero que estés preparado para apartar solteros esta noche. - Bromea al ver el ceño fruncido de Harry.
        A continuación, nos acompañan a través del laberinto de mesas hasta la nuestra. Las mesas estan distribuidas en grupos de entre ocho y seis personas; tanto Peter como Leia tienen una mesa central compartida con sus primos, mientras que la nuestra está ocupada por otras seis personas. Al parecer todos son conocidos de Harry; y nuevamente empezaron las presentaciones. 
        La pareja que se encuentra al lado de Harry son Ruth y Marcel, los cuales no debían de tener más edad que Harry; a continuación, a mi izquierda se encuentran los dos amigos solteros de la infancia de Harry, John y Michael. Finalmente, en frente nuestra se encuentra la pareja formada por Patrick y Dana, a los cuales Harry saluda con sorprendente frialdad. Decido no preguntarle al respecto ya que podrían escucharnos y resultaría grosero. 
        Pronto descubro porqué es tan amigo de John y Michael, no paran de hacer bromas durante toda la cena recordando viejas anécdotas y, pese a que no puedo participar me divierto como si supiera de lo que hablan. También pude hablar con Ruth y Marcel, los cuales son encantadores y no hacen más que ofrecerse a dejarnos una casita en el lago para pasar unos días. La idea era realmente tentadora: Solos Harry y yo, en una casa de madera a las orillas del lago, mientras nieva y una gran chimenea en el salón... pero tanto Harry como yo rechazamos la propuesta educadamente.
        Siento la inquietante mirada de Patrick y Dana en mi cabeza pero me resisto a mirar. Cada vez me intriga más qué es lo que pasó entre ellos y Harry, y por qué me miran de esa manera pero decido ignorarlo y continuar hablando con las demás personas de la mesa que sí son simpáticas conmigo.
        Cuando los camareros traen los postres creo que voy a reventar; hacía mucho tiempo que no comía tanto.
        - Y bueno, Harry, ¿cómo os conocisteis tú y Claire? - Dice Patrick para mi sorpresa interrumpiento la conversación que mantenía con Ruth acerca de una visita a Londres.
        Giro la cabeza para mirar a Harry a mi lado, puedo ver cómo está tenso y lanza una mirada desconfiada a Patrick. Sigo sin saber qué demonios pasa para que estén así, pero tomo la iniciativa para aliviar tensiones y cuento nuestra historia de mi primer día en Londres y la anciana que me confundió con una ladrona. Todos ríen ante lo absurdo de la situación y termino triunfante mi historia, pero sin conseguir la aprobación de Patrick y Dana.
        - ¿Y de donde eres, Claire? - pregunta Dana en un tono demasiado melódico, claramente con una intención implícita.
        - España - contesta Harry para mi sorpresa antes de que pudiera reaccionar. Lanza una mirada furibunda y de advertencia a Dana pero esta vez es Patrick quien prosigue.
        - Vaya, fuiste a lo fácil ¿eh, Harry? Una extrangera ingénua y encima caliente, del sur...
        Mi cabeza aún no ha asimilado lo que está pasando. ¿A qué viene ese ataque hacia mí, que ni siquiera les conozco? Siento como Harry se tensa aún más a mi lado y puedo ver como tiene los puños fuertemente cerrados y apoyados sobre sus piernas.
        - Patrick, si no me levanto ahora mismo a darte un puñetazo es por Peter y Leia. - Dijo entre dientes. - Pero vuelve a comportarte como no debes y sacaré tu asqueroso culo arrastrando a los jardines.
        - Tranquilo, yo solo preguntaba... - contesta con una sonrisa que da claramente a entender que no se arrepiente de nada.
        - ¿Te ha dicho Harry que estuvimos juntos hace unos años? - interrumpe Dana mientras se lleva un trozo de tarta a la boca.
        Abro mucho los ojos.  "Osea, que eso es por lo que hay la tensión entre ellos, pero... ¿Y Patrick?"
        - Pues no, la verdad - contesto mirando a Harry. Estaba mirando nuevamente a Dana con incredulidad pero puedo captar su expresión de disculpa cuando me mira.
        Cuando vuelvo a mirar a Dana veo que dibuja una sonrisa triunfal en la cara al ver que me he molestado, y decido no darle esa satisfacción.
        - Pero creo entender el por qué no lo ha hecho.- Termino mi frase y, para mi júbilo veo como la sonrisa de Dana iba transformándose lentamente en una línea recta formada por sus lábios apretados. 
        Puedo ver cómo abre la boca para hablar pero es demasiado tarde, Peter y Lea están en el centro de la pista de baile presentando a los músicos que interpretarán canciones para nosotros esta noche, y tras hacer un tierno baile juntos simulando a dos recién casados, comienzan a entrar lentamente parejas a la pista. La canción es lenta, con una sencilla base a piano y guitarra acústica y la voz de los dos cantantes.
        Delante mía a parece la figura de Harry con una de sus preciosas sonrisas.
        - ¿Me concede este baile?- Me derrite el hecho de que me lo pida con una mano a la espalda y la otra esperando a la mía. A veces es tan tradicional que parece de otra época, pero he de reconocer que me encanta.
        - Por supuesto.
        Cojo su mano y al instante siento la característica electricidad que me recorre siempre que entro en contacto con él; y es esta electricidad la que da una patada a Patrick y Dana y los aleja de mis pensamientos.
        Caminamos entre las parejas que bailan en mitad de la pista hasta llegar a un espacio más vacio que nos permite tener más intimidad. Harry me sorprende mirando a las demás parejas de la pista cuando tira de mi para quedar pegada a él. Suelto una carcajada.
        - Estas preciosa- dice mientras apoya su barbilla sobre mi cabeza y comienza a marcar un compás con los piés. Siempre me ha dicho que no es muy bueno bailando, pero me alegra que lo intente, porque yo no necesito más que mantenernos tal cual como estamos.
        No le contesto porque quedo embriagada con su olor. Con el tiempo he descubierto que no es ninguna colonia, como creía al principio. Es todo él; tiene un olor característico que lo deja en su ropa. Apoyo la cabeza en su hombro y cierro los ojos.
        No llevamos mucho tiempo bailando, pero ninguno de los dos ha dicho ni una palabra.
     - Es verdad, - escucho de repente su ronca voz sobre mi cabeza, no me da tiempo a preguntarle, pero no sé a lo que re refiere-. Lo de Dana.
        Permanezco en silencio; no es que me moleste, pero tampoco tengo nada que decir. Puede interpretarlo como que me ha molestado y soy una posesiva o puede interpretarlo como que no me importa en absoluto; y como ninguna de las cosas es verdad, decido guardar silencio.
        - Verás, - prosigue él ante mi silencio- no es que no quisiera contártelo, es simplemente que la razón es bastante avergonzante. Comencé a salir con ella antes de entrar a TXtra Factor, pero cuando empezó todo esto de One Direction estaba muy poco tiempo en casa... La cosa es que, un día en el que decidí visitarla me la encontré con Patrick.
        Paro un momento de bailar para alzar la cabeza y mirarle a los ojos. "¿Encontrarlos? ¿En el setido que yo creo?". No hace falta que Harry diga nada para saber que la respuesta es afirmativa.
        - Pero eso eso horrible.
        Ya no era el mero hecho de la traición, no podía entender cómo alguien podría hacerle eso a Harry.
        - Lo más divertido de todo es que no he escuchado aún ninguna disculpa de su boca. Siempre han sido los continuos "Estabas muy lejos Harry" "Casi no te pasabas por aquí Harry" "Estaba muy sola Harry" como si yo fuera el culpable. - Sacude la cabeza y comienza de nuevo a bailar-. Pero de eso hace ya muchos años, así que es mejor dejarlo correr.
        - Lo siento mucho, Harry. - Digo sobre su cuello.
        Noto como suelta un pequeño suspiro y levanta la cabeza para mirar la sala.
        - Creo que hemos causado un poco de espectación.
        Casi todo el mundo bailaba excepto algunos que están sentados en sus mesas. Varias chicas se han sentado en la mesa de enfrente para ver como baila la gente; pero parece que muchas de ellas tienen la atención puesta en Harry.
        - Me doy cuenta. No te quitan ojo de encima. - farfullo mientras pongo los ojos en blanco.
        - ¿A mí? - sonríe aparentemente divertido por mi mosqueo.
        La canción llega ya a sus últimos acordes y siento como vamos ralentizando el paso cada vez más. Entonces, siento como se acerca a mi oido.
        - Lo que no saben es que yo ya estoy completamente cogido. - susurra.
        No puedo evitar sonreír mientras aplaudimos a los cantantes. Empieza a sonar musica mucho más animada y más apropiada para nuestra edad. Se crea una especie de discoteca de baile y todo el mundo se congrega en el centro.
        Nos acercamos al grupo de los amigos de Harry y comenzamos a bailar con todos. Tras unas cinco canciones, Harry vuelve a la mensa a beber algo de su copa y va al baño y me quedo sola con Leia. No pasan muchos minutos de nuestra pequeña "soltería" cuando siento unas manos en mi cintura y, para mi sorpresa, no es Harry.
        - ¿Quieres bailar? - dice un chico que, por el olor que capto, está envalentonado por el alcohol.
        - No. - Digo cortante mientras aparto su mano de mi cintura y me acerco más a Leia intentando alejarme de él.
        - Vamos preciosa... - balbucea volviendo a poner su mano en mi cintura.
        De repente, algo lanza, literalmente, la mano del chico lejos de mi vestido.
        - Creo que está bastante claro que te ha dicho que no. - dice la profunda voz de Harry ahora en un tono gutural. Hay un momento de silencio en el que el chico no sabe qué hacer hasta que percibe la mano de Harry rodeando mi cintura. Supongo que es por su expresión furibunda por lo que decide que es mejor dejar la partida y se va.
        - ¿Ves lo que te digo? - Dice exasperado mientras sacude la cabeza sin apartar los ojos del chico. - No puedo dejarte ni un momento, se te echan encima como buitres.
        Me rio ante su reacción y tiro de su corbata para acercarlo a mí.
        - Segun parece es usted un tanto celoso, Styles. - Digo cerca de su boca volviendo a empezar a bailar.
        - No sabe usted cuanto, Williams, no sabe usted cuanto. 
Dance with the sunset


        Llegan las cinco de la mañana mucho más rápido de lo que había esperado. Quedan bastantes personas en el salón pero la mayoría se han marchado ya a sus casas. Estoy completamente agotada, entre el poco alcohol que he bebido y la hora que es siento como el sueño comienza a pesarme.
        - Creo que es hora de irse- me susurra Harry, supongo que tras ver mi cara de sueño.
        Peter y Leia están en la puerta principal despidiendo a los que se marchan, así que nos acercamos a despedirnos. 
        - ¿Cómo se os ha ocurrido ponernos con ellos, Leia? -pregunta Harry para mi sorpresa. No me acordaba el incidente, pero parece que Harry aún sigue afectado por el tema.
        - Lo siento mucho, Harry. - Responde Leia realmente apurada-. Os habíamos puesto con nosotros en la mesa principal, pero mis hermanos han traido acompañantes y no he podido poneros en otra mesa. Lo siento de verdad.
        Veo como la expresión de Harry se suaviza tras ver que Leia está realmente disgustada con que uno de sus invitados lo haya pasado mal. En el poco tiempo que he pasado con ella me he dado cuenta que es una de esas personas perfeccionistas que desean que todo salga según lo previsto, y supongo que, el hecho de que uno de sus invitados más esperados no esté contento con algo le debe suponer una tragedia.
        - No te preocupes, Leia. No puedo evitarlos siempre, en serio no tiene importancia. - Sonríe con una de sus sonrisas irresistibles y no es de extrañar que Leia deje de preocuparse por el asunto de los asientos. - Ha sido una fiesta estupenda, me alegra poder haber visto a todos y pasar la noche con vosotros- abraza a Leia y le besa en la mejilla para después acercarse a Peter-. Cuídala bien, es la chica perfecta.
        Al igual que Harry me acerco a ellos y me despido mientras me coloco mi abrigo.
        - Me ha encantado conoceros, muchísimas gracias por invitarme. Espero que seais muy felices. 
        Dejamos atrás toda la música y el festejo y salimos por la gran puerta principal. El gélido frío de Diciembre choca contra nosotros y comienzo a lamentarme por haber llevado un vestido tan escotado.
        - ¡Hace muchísimo frío! - exclamo mientras intento cubrirme hasta la última parte de mi cuerpo con el abrigo.
        - Iré a por el coche. 
Veo como Harry echa a correr hasta los aparcamientos de al lado del edificio y no pasa mucho tiempo hasta que el audi negro aparece en la entrada. Bajo las escaleras con prisa pero procurando no pisar mi vestido y entro al coche, el cual me espera con la calefacción encendida. Cuando comienzo a sentir de nuevo mis dedos recuerdo la presencia de Harry a mi lado.
        - ¿Puedes conducir? - Digo preocupada; sé que no había bebido mucho, pero sí lo bastante como para no deber conducir.
        - Claro, no te preocupes.- Se pasa la mano derecha por su pelo mientras gira el volante con la otra mano. - Pero es muy tarde y he pensado una alternativa para no tener que conducir cuarenta minutos a las cinco y media de la mañana y algo bebido.
        La carretera que llevaba hacia el lugar donde había sido la cena atravesaba medio bosque hasta llegar a la carretera principal que nos llevaría al centro de Chesire y después tendríamos que conducir hasta Holmes Chapel, ¿cómo vamos a ahorrarnos todo el camino?.
        - ¿Qué habías pensado? - pregunto con cautela. El misterio que está dando al tema significa que no quiere hablar mucho sobre ello, y eso hace que me tema lo peor.
        - Bueno, mis padres tienen una casa de campo a unos diez minutos de distancia, - pese a la escasa luz de la noche puedo ver cómo se muerde el labio- había pensado que podríamos dormir allí.
        Harry y yo. Solos, durmiendo en la casa de campo de sus padres. Podríamos hacer de todo menos dormir. Comienzo a sentir una especie de miedo.
        - Pero... - Antes de que pueda decir nada, las nubes que cubrían el cielo nocturno comienzan a brillar y un fuerte relámpago cae en el fondo del paisaje dando pie a una densa lluvia.
        - Definitivamente dormiremos en la casa de campo.- dijo asombrado mientras ponía el limpiaparabrisas.
 *
        Fueron unos largos diez minutos en los que ninguno de los dos abrimos la boca. Me sentía tontamente nerviosa, ya habíamos dormido juntos anteriormente y no pasó nada; no sé por qué tiene que pasar algo hoy. Pese a la constante lluvia consigo ver la casa de campo. Era algo más grande de lo que me había imaginado, pero no demasiado y tenía una piscina en la parte lateral.
        - Vale, este es el plan, a la de tres salimos corriendo hasta la puerta principal. - Dice sonriendo mientras saca las llaves del coche.
        No es mucha distancia, tan solo unos diez metros, pero decido quitarme los tacones. No solo porque podrían mancharse, si no por que no quiero tener incidentes.
        - 3, 2, 1... ¡Ya! - grita mientras ambos abrimos las puertas para salir al exterior.
        Me dispongo a correr hacia la puerta cuando veo que, de nuevo, mi torpeza ha hecho que falle de nuevo. El vestido se ha enganchado con la puerta cerrada del coche de Harry y no consigo sacarlo sin que se rompa.
        - ¡Mierda! 
        Harry suelta una carcajada desde el portal y corre hacia mí para ayudarme; conseguimos sacar el vestido de la puerta pero estamos más empapados que nunca. Nos dirigimos hacia la puerta de entrada y Harry comienza a buscar entre las macetas.
        - Siempre dejamos una llave aquí... - farfulla moviendo todas las ojas y cerámicas-. No puede ser...
        - No me digas que no podemos entrar - jadeo, pero no sé como sentirme, si aliviada o decepcionada.
        - ¡Ya lo tengo! - exclama incorporándose de repente y echando a correr hacia la zona de atrás de la casa de campo.- ¡Ven conmigo!
        Llegamos a una puerta trasera de la casa donde Harry consigue una llave de debajo del plato de la maceta de un cactus e introduce la llave en la ranura.
        - Claro que vamos a entrar. - Dice sonriéndome.
        Pese a la lluvia y la oscuridad puedo distinguir su perfecta sonrisa. Creía que su sonrisa era inmejorable, pero ahora que lo veo con cientos de gotas recorriendo toda su cara hasta llegar a sus labios, veo que estaba equivocada. Entramos a casa lo más rápido que podemos y nos tomamos unos minutos para pensar cómo demonios vamos a pasar dentro de casa sin mojarlo todo. Prácticamente chorreábamos agua. Comienzo a quitarme el abrigo.
        - Joder, mira mi vestido.
        Harry había comenzado también a quitarse el suyo delante mía, pero cuando levanto la cabeza para mirarlo observo que me mira atentamente.
        - Ya lo veo. - Dice con voz ronca y algo sorprendida. - Y creo que está mil veces mejor así.
        Bajo la mirada hasta mi vestido para volver a mirarlo y descubro que el hecho de que esté empapado lo hace mil veces más transparente y se pega con una tremenda facilidad a mi cuerpo marcando hasta la última curva de este. Instintivamente me cubro con las manos. Oigo como Harry carraspea.
        - Espera, te traeré una toalla.
        - Vas a mojar toda la casa.- digo intentando estrujar mi pelo en una planta del portal.
        Harry echa un vistazo a su vestimenta y comienza a quitarse la chaqueta del traje. Me obligo a mí misma a dejar de mirar, pero mis ojos se han quedado inmóviles. Harry se ha quitado la camisa blanca que llevaba puesta y estaba desabrochando el botón de sus pantalones. Intento con todas mis fuerzas no suspirar cuando veo cómo los músculos de su espalda se contraen al bajarse los pantalones.
        Su cuerpo estaba húmedo y su pelo no paraba de expulsar gotas por todo su torso. Podía ver como cientos de gotas se deslizaban por su pecho desnudo recorriendo todos y cada uno de sus tatuajes y deseé ser una de ellas. La única prenda que lo cubre son unos boxers negros que se pegan a su piel. Veo que él no tiene ningún problema en desnudarse delante de mí.
        - Ahora mismo vuelvo - dice sonriéndome mientras recoge su ropa mojada del suelo, y después sube las escaleras que dan a la planta de arriba.
        - A-aquí te espero. - consigo decir. Mi boca se había quedado sorprendentemente seca ante lo que acaba de ocurrir.
        "¿Cómo voy a controlarme así?"


6 comentarios:

  1. Jo Sonia no tardes tanto en subir que quiero que pase ya eso que tiene Claire tantas ganas que pase !! Ademas Harry no va a tener excusa tiene una noche entera , no 10 minutos ... Me ha encantado como siempre ya lo sabes . No tardes pleaseee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja Ahora mismo estoy en Escocia y no puedp subir cap pero el domingo tendreis el placer de ver.que pasa con Claire y Harry :)MUCHISIMAS GRACIAS<3

      Eliminar
  2. Creo que dejar un final así es ilegal... Quiero leer ya lo que va a pasar!jajaja
    Eso si, el capitulo muy bueno, como siempre. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MUCHISIMAS GRAVIAS!! El domingo sabreis lo que pasa besos <3

      Eliminar
  3. ~one direction:ni droga~24 de enero de 2014, 10:26

    me encanta tu novelaaaaa*-*por cierto me he enamorado de los tacones e donde has sacado la foto ??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había visto el mensaje :$ Jajajaja muchas gracias cielo <3 Normalmente saco las fotos de weheartit :)

      Eliminar